La Importancia de los Pequeños Pasos

Decía Lao Tse: “Todo lo difícil empieza fácil, todo lo grande empieza siempre pequeño”, y cuanta razón tenía!

En este mundo de la “inmediatez” en la que todo es para ayer y solo enferma vivir así, sería bueno recordar que no es más exitoso el que llega rápido sino aquel que sabe dar pasos contundentes, que aunque pequeños son más viables, con una ruta clara y planificada.

El ir superando pequeños retos nos ayuda a creer que el cambio es posible, mantiene la motivación y la constancia de forma natural.

Te olvidas temporalmente de ese gran cambio o meta que deseas y centras tu atención plena únicamente en ese paso.

Una vez lo superes, tendrás más ganas de ir por otro paso más, porque “la pequeña evidencia” de que eres capaz de avanzar, hará que vayas confiando en el comino, te animes a dar otro paso y así sucesivamente hasta que llegues al objetivo final.

Si cada día te comprometes a dar un paso hacia tu objetivo sin obsesionarte con el resultado final, sino centrándote y disfrutando el proceso, terminarás llegando a tu destino.

Algunas ventajas adicionales de dar pequeños pasos son:

  1. Comenzar algo con facilidad: Mark Twain, escritor norteamericano decía que «el secreto para salir adelante es empezar». Los pequeños pasos no se sienten abrumadores. Y una vez en movimiento, es más fácil 
  1. Permite visualizar a tiempo los objetivos factibles y alcanzables.

  2. Arriesgas menos que al dar pasos más grandes: Los pequeños pasos ayudan a minimizar el riesgo a equivocarnos y rendirnos, a la vez que aumentan nuestras probabilidades de éxito. El tamaño y el costo de los errores que podrían ocurrir con pequeños pasos son menos abrumadores.

  3. Te ayuda a evitar la procrastinación: La repetición constante de una conducta generar un hábito. El antídoto para la pereza es la disciplina.

Para concluir toma en cuenta lo siguiente: “pequeños pasos constantes” no es lo mismo que “poco a poco”. Son dos cosas diferentes. Poco a poco no significa necesariamente que los pasos sean pequeños ni constantes. “Paso a paso” es una manera de referirnos a la constancia, no quiere decir que los pasos sean pequeños. El tamaño de los pasos es muy importante para que sean factibles y produzcan resultados.

Recuerda “una gota de agua perfora la roca no por su fuerza, sino por su constancia”

 
¿Quieres aprender a gestionarte y planear una ruta clara para tus objetivos? Contacta aquí para tu sesión de coaching conmigo.

 

SOBRE LA AUTORA:
Soy NadiaVaró y me dedico a asesorar a empresas y a sus ejecutivos en mejores prácticas de inteligencia interpersonal aplicadas a la atención al cliente, ventas y el liderazgo de personal. Les ayudo a hacer
clic con el corazón de sus colegas, clientes y jefes a través del autoconocimiento y el desarrollo de habilidades relacionales de comunicación efectiva que agregan valor extraordinario en el servicio y crean satisfacción laboral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =

WhatsApp chat