La Imagen Profesional del Buen Vendedor

¿Trabajas en el equipo de ventas de una empresa, eres el jefe de ese equipo o eres un empresario independiente?. La crisis económica nos puede afectar a todos. Sin embargo, es una oportunidad para aprender otro modo de hacer las cosas y de conseguir los resultados deseados.

Por eso déjame contarte cómo tu imagen profesional es tu aliada a la hora de sumar más ingresos a tu marca. 

Clave # 1. Ten claro primero tu estrategia

Es un cliente muy reservado?, es tu cliente muy informal? imita su nivel de formalidad al vestir para que logres empatía. La mayoría de los clientes quieren sentir conexión emocional con quien le vende. Quiere saber que entiendes sus necesidades y le das un precio justo por suplirlas. Si luces como él, entonces te sentirá más cercano. Ganarás su credibilidad y confianza. Solo imagínate lo que conseguirá un vendedor farmacéutico con jeans que visita a un médico en su consultorio? pues posiblemente nada! 

Clave # 2. Lo que comunica el color de tus prendas

Cuando visites un cliente procura que el color de tus prendas transmita accesibilidad y conexión emocional. Para eso tus colores aliados en el vestuario deberán ser en primer lugar los tonos claros como el celeste, blanco, beige, verde agua, marrón claro, inclusive considera colocarte un accesorio o prenda en tono pastel. Te invito a tomar en cuenta también que si tu nivel de energía está bajo ese dia, vistas una prenda o accesorio en tono rojo para incrementar tu rendimiento. Esta estrategia puede ser tan efectiva como un energizante!
Siempre recuerda que te verás más autoritario, inflexible y poco social si vistes en tonos muy oscuros frente a tu cliente. 

Clave # 3. Tu voz y lenguaje corporal

Regla de oro es primero respetar el espacio vital de tu cliente, no te le acerques más de la distancia de un brazo tuyo extendido respecto a él. Si la plática es sentados, ofrécele el mejor asiento para que se sienta en un ambiente confortable. Háblale al mismo ritmo, tono y velocidad que él o ella te está hablando, de esta manera te aseguras que el mensaje está siendo procesado por tu cliente. Sonríe de vez en cuando, mira a sus ojos pero el 100% para que no parezca una mirada inquisitiva o muy dura. 
Mantén un postura corporal de confianza inclinando ligeramente tu cabeza hacia un lado cuando le escuches. No olvides que el mejor vendedor no es precisamente el que más habla.

Empodera a tu equipo. Capacítalo en soft skills conmigo.
 

SOBRE LA AUTORA:
Soy NadiaVaró y me dedico a asesorar a empresas y a sus ejecutivos en mejores prácticas de imagen profesional e inteligencia interpersonal aplicadas a la atención al cliente, ventas y el liderazgo de personal. Les ayudo a hacer clic con el corazón de sus clientes a través del autoconocimiento y el desarrollo de habilidades relacionales de comunicación efectiva que agregan valor extraordinario en el servicio y crean satisfacción. Para mi la imagen de una persona es más que físico, es como se relaciona con los demás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 17 =

WhatsApp chat