Entornos laborales más sanos: el poder de la indagación apreciativa

Nos movemos en la dirección de lo que hablamos con más frecuencia. Tus palabras han creado el mundo en el que vives. Te explico en este artículo como usar la indagación apreciativa para lograr un entorno laboral o personal emocionalmente más saludable. Si quieres cambiar algo comienza a cambiar la forma en la que hablas de ello.

La indagación apreciativa es un método basado en la fuerza para reunir a cualquier número de partes interesadas para hacer cuatro cosas:

1. Descubrir que es lo que da vida sus esfuerzos más exitosos hasta el momento
2. Vizualizar nuevas posibilidades futuras
3. Co-crear ideas para mejorar y alcanzar un estado futuro deseado
4. Colaborar, poseer, implementar estos cambios positivos e innovadores.

Voy a citar un ejemplo para explicarte como funciona y que lo puedas aplicar ya en tu trabajo, con tu equipo o en tus relaciones familiares. Estaba hace poco ayudando a una asociación profesional a subir el número de membresías. Desde la pandemia los miembros activos han decrecido un 40% y están asustados, ¿y quien no? . Talvez tengamos que cerrar la agrupación me dijeron con nostalgia. Decidí entonces aplicar con ellos el proceso de indagación apreciativa. 

Paso # 1.- Indagué de manera positiva sobre el pasado.

Si, así es. Es cierto que hay que vivir el tiempo presente tal cual como es, pero necesito que regreses un momento al pasado, les dije y la pregunta planteada fue:

¿Cuéntame cuál ha sido tu mejor momento siendo parte de ésta organización? 

Empieza con el curso ahora!

Sus respuestas incluían algunas de las siguientes: mi mejor momento fue cuando fui parte del board internacional de la asociación. Mi mejor momento fue cuando la organización me concedió una beca para perfeccionarme en el exterior. Mi mejor momento fue cuando me contactaron 3 colegas de Chile y desarrollamos un evento que me trajo dinero y pude pagar algunas deudas.

¿Te das cuenta por donde voy?. Las fortalezas institucionales (lo que mejor había podido ser la asociación para sus miembros se resumía en: reconocimiento internacional, ocupar un cargo directivo, oportunidad de alianzas empresariales).

Ahora vamos a aplicar ésto en ti. Todos tenemos altibajos, dias buenos, otros días no tanto. ¿Piensa en uno de esos momentos en el que te sentiste exitoso en tu trabajo?, ¿qué estabas haciendo? ¿cómo te sentías?

Una vez que descubriste que no necesitas empezar de cero sino recordar como eras en tus mejores momentos, reconoces tus fortalezas y sobre ellas empiezas a crear tus nuevas circunstancias.

Paso # 2.- Establece el nuevo objetivo.

Ahora si, trabajemos con tu “yo ideal”. Tu visualización optimista de tu futuro. A los miembros de la asociación del pregunté ¿cómo organización profesional que es lo que queremos ser e en menos de 3 años para nuestros miembros?. A tí te preguntaría ¿que pasaría si despertaras mañana y todo este caos desapareciera?¿cuál sería tu trabajo ideal? ¿qué estarías haciendo? ¿con quien estarías?
Hacer que pienses en un futuro positivo eleva tus niveles de serotonina (la hormona de la felicidad) y tu cerebro está listo para trabajar por el cambio.

Paso # 3.- Crea un plan de acción.

Esta fase consiste en pasar de las imágenes del futuro ideal al diseño a ideas procesables. ¿Cuál de estas ideas procesables (las que mencionaste en el paso # 2) te daría la mayor inversión o satisfacción? ¿O marcaría la mayor diferencia en el menor tiempo posible? El diseño incluye planificación de acciones, a veces incluye mapeo de procesos. A veces incluye definir roles y relaciones a medida que avanzamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 12 =