7 Mejores prácticas para lidiar con el estrés laboral y crear resiliencia durante el COVID-19

Durante esta pandemia es fundamental que reconozcas como sentirás el estrés laboral para que aprendas a recuperarte más rápido y ayudes a tu equipo también a lograr resiliencia durante el COVID-19

Algunos síntomas que puedes estar experimentando ahora son:

• Sensación de irritación, enojo o negación
• Inseguridad, nerviosismo
• Cansancio (más de lo has estado acostumbrado a sentir)
• Falta de motivación
• Tristeza
• Nostalgia del pasado (las cosas que podías hacer, de las personas y lugares que extrañas visitar)
• Problemas para concentrarte
• Dificultades en el sueño
• Preocupación por el riesgo de estar expuesto al virus en el trabajo
• Ansiedad por lidiar con la casa, el horario de trabajo; o,
• La frustración por no tener trabajo ahora

7 mejores prácticas que pueden ayudarte a desarrollar resiliencia y manejar el estrés laboral:

1. Empieza por identificar al día 3 cosas que hacen que sientas algunos de los síntomas enumerados arriba; y, reconoce tus fortalezas innatas con el apoyo de la morfopsicología.

2. Conversa con frecuencia con tu equipo (mejor de manera individual 1:1) sobre estos síntomas y ayúdalos a reconocerlos. Escúchalos activamente mientras hablan de lo que ellos sienten abiertamente. 

Puede tomar hasta tres veces más reuniones virtuales para generar la misma confianza que puede tener en una reunión en persona.

3. Habla con tu equipo sobre la pandemia y lo consciente que eres de cómo afecta su trabajo (así generas empatía). Mantén una conversación transparente. 

4. Dialoga con tu jefe y busquen juntos un recurso externo que les asesore a todos en temas de salud mental. 

5. Aumenta tu sentido de control desarrollando una rutina diaria (consistente a la realidad actual pero procurando que se parezca a los horarios que tenías antes del pandemia). Puedes modificar tu rutina las veces que quieras por supuesto, pero es importante ahora que sanes el recuerdo de la nostalgia que tu cuerpo físico experimenta con los cambios de horario, así que empieza por hacer primera rutina lo más parecida al horario que tenías antes de todo esto.

6. Utiliza un método para gestionar emociones negativas. En este link te cuento en 3 minutos como practicar el método RAIN.

7. Toma descansos. Ya no puedes centrar toda tu energía por largo tiempo. Entiende eso. Así que puedes usar técnicas de manejo efectivo del tiempo como la Técnica Pomodoro, la Caja de Eisenhower, entre otras. Utiliza los descansos del trabajo para meditar, salir a compartir con la naturaleza, ejercitarte, jugar con la familia o practicar mindfulness.

Hoy es el momento perfecto para concentrarse en algo diferente y positivo como desarrollar nuevas habilidades de comunicación y de desarrollo personal en tí y en tu equipo de trabajo. Si necesitas apoyo para eso, contáctame.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =