El poder de usar el color azul al combinar tu vestuario

Seguro que te has despertado algunos días queriendo vestirte con lo primero que encuentras.
Si abro tu armario la mayoría de tus prendas las encontraré en colores negro, café, gris, blanco o azul; y aunque hayas pensado que un pantalón y un blazer de color negro o el vestido marrón te parecían la opción más acertada para tu look del día… probablemente, y a pesar de que no lo creas, esto tiene mucho que ver con tu estado de ánimo y lo que te gustaría transmitir a los demás.

El color de tu ropa es capaz de decir mucho más de ti, de tu personalidad, 
de tus emociones… de lo que te imaginas.

En general no caemos en la cuenta del impacto psicológico del color en nuestra vida por asociarlo con algo meramente estético o superficial. Pero en realidad cabe caer en cuenta que: 

“los colores los escogemos cada día al vestirnos porque ellos nos invitan a conocernos mejor, expresar quiénes somos y sentirnos física y emocionalmente más plenos”.

Cuando nos vestimos, el color que más cubre nuestro cuerpo despierta en nosotros una sensación física y por ende evoca en cada persona un estado emocional en particular. Incluso algunas profesiones laborales se han enfocado en la psicología del color a la hora utilizar cierta vestimenta, por ejemplo, los médicos que utilizan el color blanco.

Uno de los colores favoritos que reporta más éxito en entrevistas de trabajo e incluso a la hora de incrementar las tasas de conversiones en ventas, es sin duda el color azul, pues denota tranquilidad, autoridad, confianza y lealtad. Todas aquellas cualidades importantes que buscamos en un nuevo jefe o un nuevo colega.

¿Cómo lo puedes usar y combinar?, la respuesta es fácil. Procura que el tono azul quede en tu prenda principal (tu prenda superior), una camisa, una blusa, un saco, una corbata…Las otras prendas puedes dejarlas neutras (blanco, beige, gris) y combinarla con accesorios dorados, zapatos vino o marrón. Otra forma muy fácil de combinar el azul en tu vestuario es degradando el color con otros tonos de azul. Por ejemplo escoge una camisa/blusa celeste, con un pantalón azul oscuro, o una camisa celeste con una corbata azul. 

Otra forma de combinar el azul es con colores análogos que pueden ser el verde o el lila.

 

Capacita a tu equipo en imagen profesional y ayúdales a destacar de forma positiva mientras gestionas tus emociones con inteligencia. Más información aquí <<<<<
 
SOBRE LA AUTORA:
Soy NadiaVaró y me dedico a asesorar a empresas y a sus ejecutivos en mejores prácticas de imagen profesional e inteligencia interpersonal aplicadas a la atención al cliente, ventas y el liderazgo de personal. Les ayudo a hacer clic con el corazón de sus clientes a través del autoconocimiento y el desarrollo de habilidades relacionales de comunicación efectiva que agregan valor extraordinario en el servicio y crean satisfacción. Para mi la imagen de una persona es más que físico, es como se relaciona con los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diecisiete =

WhatsApp chat