trabajo en equipo

¿Conflictos en el trabajo? 4 consejos para resolverlos y mejorar la comunicación

¿Cuántas veces nos hemos disgustado con alguien en el trabajo?¿Acaso con el jefe, cliente o algún colega?

Los conflictos son inevitables en la comunicación, porque comunicarse requiere de al menos dos personas; son dos, con distintas experiencias de vida y distintas personalidades trabajando juntas. Sin embargo, los conflictos no resueltos pueden afectar la cultura de tu empresa, el desempeño y la retención de los empleados, así como los resultados finales.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a manejar el conflicto con tu equipo y lograr una comunicación asertiva: 

Consejo # 1: Aborda los problemas de manera inmediata y abierta

Cuando surge un conflicto entre los miembros de su equipo, se deben tomar medidas rápidamente para resolverlo. En lugar de ignorar o evitar el conflicto, acéptalo y trabaja para abordarlo de inmediato.

“No abordar el conflicto hasta más tarde permite que los resentimientos hiervan a fuego lento”, dijo a Business News Daily Nick Kamboj, director ejecutivo de Aston & James LLC.

Para abordar el problema de forma inmediata y transparente te sugiero variar los tipos de preguntas que realizas entre preguntas abiertas, cerradas y sobre todo basadas en hechos no en juicios personales.

Consejo # 2: Setea expectativas en tu equipo y establece reglas claras

Gestiona las expectativas de cada miembro de tu grupo, tanto en términos de lo que espera de los demás como de lo que esperan de ti como líder, es una de las cosas más importantes que puede hacer un equipo para facilitar una mejor comunicación.

Todo lo que tú o tus colegas necesiten unos de otros debe estar claramente definido y expresado.
Por ejemplo: puedes empezar colocando la regla “en este equipo no se interrumpe al otro mientras habla”

Saber lo que se espera de ellos puede ayudar a los empleados a sentirse más cómodos, aliviando así la tensión que causa el conflicto.

Si las personas no entienden lo que esperan la organización, su gerente o sus compañeros de equipo, puede resultar en confusión y conflicto.

Consejo # 3: Habla desde el “yo” y no desde el “tu”

Usa un lenguaje neutral y separa a la otra persona del problema. Es mejor hablar en el lenguaje “yo”, en lugar del lenguaje “tú” para evitar que la otra persona se sienta atacada. Por ejemplo, decir “Me siento infravalorado en mi puesto” será más eficaz que decir “No valoras mi trabajo”. Usar el lenguaje “tú” solo hará que la otra persona se ponga a la defensiva, lo que no es un buen augurio para la resolución de conflictos.

Además de elegir tus palabras con cuidado, no subestimes el poder del lenguaje corporal y el tono. A menudo, no es lo que se dice lo que impulsa aún más el conflicto, sino cómo alguien lo dice. Utiliza un lenguaje corporal abierto para indicar su voluntad de resolver el conflicto y llegar a un acuerdo. Las personas tienden a imitar a quienes las rodean, por lo que esto puede ayudar a obtener una conducta tranquila y abierta de cualquier otra persona en el conflicto.

Consejo # 4: Invita al otro a hablar primero y haz los acuerdos públicos

Para que el conflicto se solucione te sugiero que dejes a la otra persona hablar primero sobre su punto de vista. Invítalo a decirte en primer lugar lo que siente y lo que le motiva a pensar sobre la situación que generó el conflicto. Cuando acabe la otra persona entonces explícale tu opinión y negocia un acuerdo razonable para los dos.

Es recomendable que los acuerdos verbales se gestionen por escrito o se hagan públicos para comprometer a las partes y evitar futuros conflictos por el mismo tema.

En conclusión:

Las habilidades y políticas de resolución de conflictos efectivas son imperativas en el lugar de trabajo. Si bien un conflicto mal administrado puede ser perjudicial para su negocio, un conflicto manejado adecuadamente puede ahorrarle tiempo y dinero a su negocio, así como mejorar las relaciones con los colegas, el desempeño de los empleados, las tasas de retención, las habilidades de comunicación y la cultura del lugar de trabajo. Con las estrategias de comunicación adecuadas, puede convertir una posible crisis en una discusión productiva.

¿Quieres que tu equipo aprenda a comunicarse de manera productiva? Contrata mis servicios de capacitación empresarial aquí>>>>>>

SOBRE LA AUTORA:
Soy NadiaVaró y me dedico a asesorar a empresas y a sus ejecutivos en mejores prácticas de imagen profesional e inteligencia interpersonal aplicadas a la atención al cliente, ventas y el liderazgo de personal. Les ayudo a hacer clic con el corazón de sus clientes a través del autoconocimiento y el desarrollo de habilidades relacionales de comunicación efectiva que agregan valor extraordinario en el servicio y crean satisfacción. Para mi la imagen de una persona es más que físico, es como se relaciona con los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 17 =

WhatsApp chat