Reglas de Estilo del Hombre Ejecutivo

Hoy en día tanto hombres como mujeres se preocupan por su apariencia y empiezan a utilizar  su imagen como una herramienta al servicio de sus carreras. Te invito a poner en práctica los siguientes tips a la hora de vestir profesional y destacarte sobre tus colegas.

El traje correcto:

Tiene que ver mucho con la talla adecuada. Verifica que al cerrar tu blazer no se formen arrugas en la zona de los botones. También observa que el largo del pantalón cubra tu zapato por detrás totalmente dejando solamente a la vista el taco del zapato. Vestido de traje ponte de perfil frente a un espejo y valida que la longitud de tu blazer, visto de perfil,  sea igual a la longitud de tu pantalón.

Los colores básicos:

De traje no pueden faltar los colores: negro, azul marino, gris oxford. De camisas: blanca, azul, celeste y de corbatas: roja, azul rey, negra, dorada y plateada. Los colores de zapatos básicos: negro, gris, vino tinto, marrón, beige, azul.

El corte de cabello:

Prolijo y recortarlo cada 3 semanas. Considera también la forma de tu cara para definir el corte adecuado. Si tu rostro es largo las patillas más anchas y menos volumen en la coronilla son aspectos que debes considerar. Caso contrario, si tu rostro es ancho, las patillas más angostas y ligeramente en punta son ideales para ti; no olvides que tu puedes lucir muy bien dando volumen en la parte superior de tu cabeza sea a la altura de tu coronilla o frente.

Los accesorios que no deben faltarte:

Un par de gemelos dorados y plateados, un reloj de correa metalizada y estilo formal. Un tarjetero y buen bolígrafo te añaden clase. La calidad de tus accesorios es importante así que considéralo a la hora de comprar.

Zapatos en buen estado:

Los zapatos de cordón siempre son más formales que los mocasines, por tanto son los ideales de usar con traje. Deben ser del mismo tono y material que tu correa.

La camisa y la corbata:

Revisa que al vestirte los puños de la camisa sobresalgan del puño del saco como mínimo 1 cm. El puño de la camisa debe cubrir tu muñeca y llegar justo antes donde la mano se ensancha y arranca el pulgar. Las puntas del cuello de tu camisa deben topar el pecho de la misma y la corbata llegar justo a la altura de la hebilla de tu pantalón.

Quieres saber más? Suscríbete a mi boletín.

SOBRE LA AUTORA:
Soy NadiaVaró y me dedico a asesorar a empresas y a sus ejecutivos en mejores prácticas de imagen profesional e inteligencia interpersonal aplicadas a la atención al cliente, ventas y el liderazgo de personal. Les ayudo a hacer clic con el corazón de sus clientes a través del autoconocimiento y el desarrollo de habilidades relacionales de comunicación efectiva que agregan valor extraordinario en el servicio y crean satisfacción. Para mi la imagen de una persona es más que físico, es como se relaciona con los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =

WhatsApp chat